Un embrión está constituido por un número de células variable en función del estado de desarrollo en que se encuentre. Así, un embrión de 2 días tendrá entre dos y cuatro células, al tercer día tendrá entre seis y ocho y alrededor del quinto día, tendrá varios cientos organizadas de una manera especial que conforma el estado de blastocisto. Hasta este momento, todas las células habrán estado rodeas de una membrana protectora llamada “zona pelúcida” que habrá de romperse dejando salir al embrión (ahora blastocisto) para que contacte directamente con el endometrio, interaccione con él y anide (implantación) para iniciar la gestación.

Procedimiento

La eclosión asistida (en inglés Assisted Hatching), es un procedimiento de laboratorio que consiste en abrir artificialmente un orificio en la zona pelúcida para facilitar la rotura de la misma y con ello la salida del embrión hacia la cavidad uterina. Ha de hacerse con un microscopio invertido acoplado a un sistema de micromanipulación que permita acceder al embrión de forma precisa.